El 18 de septiembre el periódico Portugués “Público” denunció “los vehículos fabricados antes del año 2000 se prohibirá en el centro de Lisboa desde noviembre”

El Municipio de Lisboa concluye esa Zona de Baja Emisión ha permitido mejoras significativas en la calidad del aire y se prepara para extender las restricciones a la circulación.

El Municipio de Lisboa prevé introducir nuevas restricciones al tráfico tan pronto como noviembre… (sic)

El Municipio de Lisboa, de acuerdo con el Instituto de Movilidad y Transporte (IMT), ha determinado que, para el control de las emisiones de los coches más viejos, se instalarán filtros de escape homologado permitiendo la circulación en las zonas delimitadas de la ciudad. Estos filtros de partículas y convertidores catalíticos son unidades de retención de que tienden a obstruir con el paso del tiempo, representando un gran gasto cuando llega el momento de su sustitución. También son elementos restrictivos para la libre circulación de los gases de escape, perjudicando el rendimiento del motor y la disminución de su esperanza de vida.

En enero de 2014, en las pruebas oficiales efectuados en dos vehículos Mercedes Benz con motores diesel (año de construcción de 1995 y 1996) con alta kilometraje (más de 600.000 Km), se obtuvieron, un mes después de la instalación del ULTIMATE CELL®, reducciones de material particulado con valores de respectivamente 57.76% y 80.58%, que les permite iniciar un nuevo proceso de aprobación oficial del dispositivo como Reductor de Emisiones de Material Particulado que marcha sus procedimientos oficiales con el fin de permitir la modificación de la clase ambiental de los vehículos en los que está instalado.

ULTIMATE CELL®: REDUCTOR DE EMISIONES DE MATERIAL PARTICULADO