Formación

Solicite una formación para su empresa en conducción de tipo Eco-Driving com el fin de maximizar el uso de nuestros productos.

Conduzca por anticipación

No se limite a observar el vehículo del frente. Una conducción por anticipación reduce el número de aceleraciones y de frenada s, mejorando los consumos medios y aumentando el confort del viaje. Con este tipo de conducción tendrá más tiempo de reacción, contribuyendo a una mayor seguridad en la carretera. Conduzca a baja velocidad. Siempre que sea posible opte por utilizar bajas velocidades del motor.formacao ES Para ello, al gestionar la caja de velocidades, utilice cambios más altos.

Acelere y desacelere suavemente

Aceleraciones bruscas llevan a que su vehículo consuma más combustible y emita más contaminantes atmosféricos. Las repetidas aceleraciones y frenadas provocan también un mayor desgaste mecánico, aumentando el malestar del viaje.

Evite situaciones al ralentí

Un automóvil gasta aproximadamente 1 litro de combustible por hora al ralentí. Así, en pocos segundos, el gasto energético asociado a la conexión del motor es compensado por el periodo en que el motor permaneció desconectado. Un automóvil al ralentí contribuye al ruido ambiental y al aumento de la polución atmosférica.

En los descensos y frenadas, mantenga un cambio de velocidad

Un vehículo con tecnología moderna reduce la inyección de combustible cuando se retira el pie del acelerador y se mantiene un cambio de velocidad. Esta situación permite el aprovechamiento de la energía cinética del vehículo para prolongar su movimiento, sin ser necesario consumir combustible. Así, al retirar el pie del acelerador, manteniendo siempre el coche cerrado, cuesta abajo o en situaciones de frenado controlado (por ejemplo en la aproximación a un peaje) pueden aprovechar más eficientemente la energía utilizada.

Sepa analizar sus consumos

Con el fin de mejorar su rendimiento es esencial entender cómo como se gasta su combustible. Gane sensibilidad para analizar sus consumos y busque su perfil de conducción. Actualmente hay diversos equipamientos (algunos instalados de origen en el vehículo y otros instalados por el propio conductor) que permiten monitorizar los viajes y obtener algunos parámetros asociados a su estilo de conducción. Utilícelos siempre que posible.

Debe aún verificar regularmente la presión de los neumáticos; utilizar combustibles más eficientes, lo que reduce los consumos, disminuye las emisiones de contaminantes atmosféricos y mejora la prestación del motor; evitar pesos innecesarios en el coche y transporte de equipajes en el tejadillo, ya que afectan la aerodinámica del vehículo.

Y sea racional en la utilización del aire condicionado, porque en el inicio de cada viaje, este puede representar un aumento de consumo de cerca de 10%.